Este sitio se mantiene con publicidades. Por favor, deshabilita tu bloqueador para poder navegarlo.

This site is maintained with advertisements. Please disable your blocker in order to navigate it.

El mejor trio de mi vida

Relatos | Más de 4 años
0
0
0
El viernes pasado (28 de noviembre) me invitaron al cumpleaños de mi amigo Mauro, compañero de trabajo, cumplió 30 y lo festejó en su casa con un asado y varias bebidas, música, algunas sustancias prohibidas, etc.
La cuestión es que Mauro es homosexual, por lo tanto en la fiesta había una variada e interesante diversidad de gente. Chicos gay, mujeres lesbianas, héteros, etc.
Promediando la noche tipo 2:30 de la mañana el asunto ya estaba bastante enfiestado y el alcohol y otras cosas hacían estragos en algunos de los allí presentes.
Yo había tomado pero no mucho y fumé un par de pitadas de un porro que circulaba, debo decir que estaba bastante deshinibida, aunque debo aclarar para los que me leen por primera vez que la vergüenza no es un problema para mi.
Mauro se había encargado de presentarme todos sus amigos y había remarcado a Pablo y a Juanjo como candidatos a pasar una buena noche y la verdad que ambos eran lindos, buenos cuerpos y sobre todo gustaban de mujeres!!
Hice onda con los dos, bailé un rato con cada uno, me rei con ambos pero ninguno de los dos me proponía nada, así que se hacía dificil elegir a uno. Ya estaba por irme a casa desilusionada cuando Pablo propuso que vayamos a tomar algo a otro lugar, los 3. Era mi última oportunidad así que acepté, porque además ya me había dado sueño y necesitaba cambiar de ambiente.
Nos fuimos en su auto a dar una vuelta por Neuquén y terminamos en Irish. Pidieron un champagne y ahí se me dio vuelta todo, lo que me faltaba para terminar de sacarme!!
Bailamos un rato mas los 3 juntos, yo ya estaba regalada y no me importaba nada, tenía una calentura importante y si no me iba con algunos de ellos dos, lo iba a hacer con el primero que me lo proponga.
El que tomó la iniciativa fue Juanjo, mientra yo bailaba con Pablo se me acercó y me preguntó: Nos vamos los 3 a casa?. Mi respuesta no tardó ni 10 segundos, le agarré el bulto y me lo tranzé, para que no quedaran dudas. Agarramos nuestras cosas y nos fuimos los 3 a lo de Juanjo.
Un tremendo departamento cerca del río, puso música y sacó algunas bebidas, obviamente yo no tomé mas así que me fui al baño y aparecí totalmente desnuda como para no tener que andar creando ese clima que para mi ya estaba creado!
Se me tiraron los dos encima, Pablo por delante y Juanjo por atrás, mientras me comia la boca de Pablo, Juan me abría la colita yme la chupaba. Pablo me tomó de la mano y se sentó en el sillón, yo me agaché, le bajé el pantalón y saqué su verga que ya estaba durísima, era una verga linda, cabezona, toda depilada y algo curvada para la izquierda, me la devoré al toque. Juan estaba sacándose la ropa así que seguí comiendo esa pija riquísima que estaba super dura. De repente siento de nuevo la lengua de Juan en mi cola y mi concha, que ahora como estaba en 4 se metía bien adentro, Pablo me agarraba de la nuca y me la clavaba bien adentro, no era muy grande así que entraba prácticamente toda. Después de un rato, me di vuelta y le dije a Juan que cambiemos. Pablo se paró, se terminó de sacar la ropa y secó de su pantalón un forro, por fin iba a sentir una pija adentro mío. Juanjo se sentó en el sillón y cuando lo tuve enfrente vi una verga hinchada, enorme, gorda y bien parada apuntando para arriba, chupé como loca esa pija y por su cara veia que lo estaba haciendo bien, mientras Pablo ya me estaba entrando por la concha y los empujones hacían que me tragara mas la pija de su amigo. Estuvimos un buen rato así, pero no quería que acabaran, así que me tiré en el suelo y se las chupe a los dos a la vez, alternando y pajeándolos. Le pedí a Juanjo que me coja con ese pedazo, así que se acostó, lo monté y cuando terminé de meterla toda empecé a cogerlo como una loca, me tocaba el fondo y la sentía muy apretada adentro. Acabé como una yegüita y seguí mas lento cogiendo, Pablo se entretenía con su pija en mi boca y cuando Juan empezó a dilatarme la cola con sus dedos le dijo: Entrale por el culo que lo tiene re abierto. Eso hizo que me calentara mucho, una verga enorme adentro y otra cabezona por partirme la cola, me recosté sobre Juan y le dejé mi cola libre, me acomodó la cabezota y empezó a empujar de a poco, hasta que después del primer dolor, venció mi barrera y entro, eso fue la gloria, acabé dos veces mas y al ratito acabaron ellos.
Me tumbe al piso y el vicioso de Pablo se puso a la altura de mi cara para que le limpie la pija, lo empecé a hacer y terminamos en un 69 pero con el arriba mio, le chupe las bolas, la cola y de a poco fui jugando con su culito, primero la lengua, después el dedito y ya casi el dedo completo, le encantaba, ya había dejado de chuparme y se dedicaba a pajearse mientras le chupaba y le metia un dedo en la cola. Juanjo apareció del baño, se sentó al lado nuestro y puso su pija en mi boca, chupaba la pija de él y el culo de Pablo, a los 5 minutos para mi sorpresa ya tenían los dos las pijas como piedras, la cola de Pablo estaba roja y abierta (como la mia) y Juanjo, sin avisar, comenzó a clavarlo....Pablo no dijo nada, solamente gemía y ponía caras de dolor, yo tenía en primerísimo plano la vergota de Juan preforando lo que yo creía un culo virgen. Tardó menos que yo en dilatar y ahí, enfrente mío le rompió el culo a Pablo (por lo que vi y supe después no era esa la primera vez entre ambos) El espectáculo fue un lujo, el tipo que me había roto la cola, ahora estaba clavado por una pija inmensa y gemía como una perrita. Yo me puse abajo de Pablo y mientras me pajeaba le chupaba la pija que estaba dura de nuevo hasta que me llenó la boca de semen, se salió de Juan y quedó destrozado al lado mío, Juanjo me miró y entendí todo, me tocaba a mi, me di vuelta, le ofrecí mi cola y me la destrozó, me cogió como 15 minutos donde me hizo acabar de nuevo y me reventó el orto clavándome hasta el fondo y dejándola ahí mientras me agarraba del cuello por atras, era una puta entregada y el era el macho que se había cogido a los dos.
Cuando estuvo por acabar se paró, me agarró del pelo y arrodillada me tiró toda la leche en la cara, mientras Pablo chupaba lo que caía, entre los dos saboreamos el semen y nos besamos. Obviamente la noche siguió, pero eso si da lo cuento en otra historia.
Besos
Oli
  • Puntos agregados!

    15 Puntos

    Votos: 3 - T! score: 1.5/10

    332

    Visitas

    2

    Favoritos

    1

    Medallas

    0

    Seguidores

    Otros post de @OliNqn


    5 Comentarios

    Cargando comentarios espera un momento...
    Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
    Tu comentario fue agreado correctamente.